SI TE GUSTA TANTO QUE TE COMPRENDAN…

 

 

02. ¿Si te gusta tanto que te comprendan… por qué no puedes comprender tú a los demás?

En tu relación con cualquier persona, pierdes mucho si no te tomas el tiempo necesario para comprenderla. Rob Goldston

El ojo ve solo lo que la mente está preparada para comprender. Henri Louis Bergson

El hombre está dispuesto siempre a negar todo aquello que no comprende. Blaise Pascal

Comprender es el principio de aprobar. Baruch Spinoza

 

RELATO DE RECONCILIACIÓN

Hay experiencias de vida que son únicas, que solo conocer el principio ya son sobrecogedoras y sorprendentes, y al llegar al final acontecen tan increíbles que parecen imposible.
Esta es la historia de Teresa, una mujer de 22 años que hace un tiempo, en Colombia, sufrió la experiencia más triste de su vida: perder a su único hijo de tres años, por una acción criminal. Una noche, en una oscura calle, un desconocido que presuntamente la pretendía, disparó dos disparos a su hijo y lo mató al instante.

El asesino fue capturado y llevado a juicio, y fue condenado a dieciocho años de prisión. Teresa se sumió en una profunda depresión, y descubrió que aquello que la atormentaba era no saber quién era aquella bestia capaz de provocarle una tan profunda derrota personal. Fue así como trazó un plan: quería ir de incógnito a la prisión para hacerse pasar por voluntaria, y conocer en persona al asesino. Durante meses se fue adentrando en la vida de la prisión, impulsando talleres ocupacionales y buscando la proximidad con los presos.
Pasado un tiempo, se sintió preparada para participar en sesiones de grupo, en las cuales escuchó y compartir la vida de los condenados, y aquello que los había llevado hasta allí. Fue entonces cuando, inevitablemente, coincidió con el asesino.

Durante las sesiones de grupo, Teresa escuchó por primera vez su nombre, Antonio, y conoció impresionada que aquel preso ya había sido sentenciado de muy pequeño, porque había sido un niño violado por su mismo padre, abandonado después por su madre a los abuelos ya mayores y, finalmente, se había perdido por las calles de la ciudad, pasando años de miedo y penurias, sufriendo todo tipo de maltratos, abusos, hambre y frío.
Teresa quedó tan conmocionada y conmovida por la tragedia vital de Antonio, que lo quiso seguir visitando, pero sin descubrirse.

Las circunstancias llevaron a Antonio a iniciar un proceso de recuperación personal a fondo, y Teresa llevó a cabo un decidido proceso de luto para asumir la pérdida de su hijo. Se fueron conociendo, pero ninguno de los dos percibía que el dolor del uno enjugaba las lágrimas del otro. Con el tiempo, Antonio tenía otra mirada, y Teresa tenía otro aliento. La proximidad y la ayuda mutua, tan terapéutico para los dos, los acabó enamorando. Con los años, Antonio cumplió la condena que le correspondía y llevó a cabo su propia rehabilitación hasta salir de la prisión; Teresa tomó un admirable proceso de reconciliación personal que los llevó, a los dos, a una opción vital inesperada.

Hoy, Antonio y Teresa están casados y tienen tres hijos. Son la prueba que la muerte y la destrucción puede hacer brotar vida y esperanza.

Xavier Garí – Revista Valores (valors.org)

 

Escena de la película BILLY ELLIOT   (De youtube.com/enricsegarrabosch Lista 13)

https://www.youtube.com/watch?v=XcKYI1f-wzA&list=PLCiK7zXZkfUV6vi7XQCi56NWoiut4ftIP&index=66&t=3s

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .