NO HAGAS A LOS DEMÁS… 06

 

 

 

6. ACOSOS

Cuando se produce acoso escolar hay un grupo de personas, los consentidores, que son corresponsables de que se den las condiciones para que ocurra.
Cuando se produce acoso laboral, hay un grupo de compañeros de trabajo que se dan cuenta de que ocurre y, no obstante, callan y toleran que estas conductas violentas sigan sucediendo.
Cuando hay una persona que sufre violencia doméstica, algunos vecinos o familiares se dan cuenta, pero prefieren no actuar, no meterse en “la vida de los demás”.
Ninguno de ellos se percata de que su pasividad es un elemento clave para que la violencia contra una persona continúe impune.
¿Qué pasaría si estos compañeros, trabajadores, familiares, vecinos sintieran profundamente esta “telepatía emocional”, esta imaginación afectiva, esta empatía que te permite sentir el sufrimiento del otro como propio? No tolerarían el acoso, lo impedirían, lo denunciarían, protegerían al niño, a la mujer, al anciano, al trabajador vulnerable. Por descontado, no participarían como espectadores pasivos en esta situación.

BONDAD EN ACCIÓN – Libro de M. Mercè Conangla y Jaume Soler – Amat Editorial

 

Encontrarás muchos más temas como este en 29.07. 😊

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.