EL ZORRO QUE LLENÓ LA BARRIGA (cuento)

EL ZORRO QUE LLENÓ LA BARRIGA

Un zorro hambriento encontró dentro de un tronco de una encina unos trozos de carne y de pan que unos pastores habían dejado escondidos en un agujero. Y entrando por este agujero, se los comió todos.

Pero de tanto que comió se le agrandó la barriga de tal forma que no pudo salir. Empezó a gemir y a lamentarse del problema que había tenido.

Por casualidad pasó por allí otro zorro, y sintiendo los gemidos se le acercó y le preguntó qué le sucedía. Y cuando el zorro se lo hubo explicado, le dijo:

– Pues estés tranquilo hermano hasta que vuelvas a tener la misma forma que tenías, entonces ¡seguro que podrás salir fácilmente y sin problema!

(Con paciencia se resuelven muchos problemas).

 

 

Encontrarás muchos más cuentos con valores como este en la Sección 30. 😊

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.