EL LOBO Y LA CIGÜEÑA (cuento)

EL LOBO Y LA CIGÜEÑA

Un lobo estaba disfrutando de un delicioso festín cuando, sin poderlo evitar, se le quedó atravesado un hueso en la garganta.

Pese a los esfuerzos que hizo para sacárselo no lo consiguió, por cuyo motivo, muy asustado, no dudó en recurrir a una cigüeña que volaba cerca y tenía el pico muy largo.

– Por favor, ¡ayúdame! – llamó – Si consigues sacarme el hueso te daré un magnífico regalo…

La cigüeña era muy buena, pero le tenía cierto temor al lobo. Sin embargo, viéndole con este problema, acudió inmediatamente a su auxilio.

Introdujo su largo pico por la boca del asustado animal y sin dificultad le extrajo el hueso de la garganta.

– ¿Cuál es el magnífico regalo que me darás? – preguntó la cigüeña, viendo que el lobo ya se estaba tranquilizando.
– Pero ¡que pánfila eres! – respondió el lobo – He tenido tu cabeza entre mis dientes, de tal forma que hubiera podido matarte si hubiera querido… y… ¿todavía me pides recompensa más grande?

(Es inútil esperar recompensa de los malvados, pues nunca reconocerán los beneficios recibidos).

 

 

Encontrarás muchos más cuentos con valores como este en la Sección 30. 😊

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.