PERE CASALDÀLIGA

Pere (Pedro) Casaldàliga Pla es un obispo nacido en Balsareny (Barcelona) en 1928, residente en el Amazonas del Brasil, que aplica la “Teología de la Liberación” y que se ha convertido en el abanderado de los menos favorecidos de allí, siendo por esta razón muy incómodo para la iglesia católica oficial y los terratenientes brasileños.

Cuando Casaldàliga llegó a Sao Félix do Araguaia en 1968, los jornaleros agrícolas trabajaban en régimen de semi esclavitud y la injusticia era tolerada por los estamentos oficiales.

Debido a su gran dedicación hacia los más desfavorecidos y a las constantes denuncias que hacía de los que se aprovechaban, fue amenazado de muerte muchas veces por parte de los terratenientes, fue juzgado cinco veces por la dictadura militar que gobernaba entonces con la intención de expulsarlo del país, y recibió muchas presiones por parte de la jerarquía católica para que dejara las cosas tal como estaban. Incluso asesinaron por error a un colaborador suyo, torturaron varios sacerdotes de su diócesis, saquearon su casa, lo insultaron públicamente, etc.

El año 1997 recibió el Premio por la Paz, de la Asociación para las Naciones Unidas en España, y el 2006 fue el primer catalán distinguido con el premio Internacional Catalunya. En marzo de 2014, por TV3 se emitió una mini serie sobre su trabajo en Brasil.

Ahora, jubilado, enfermo de Parkinson, y que vive como siempre con una gran humildad, su situación es muy diferente, públicamente ya nadie se atreve a criticarlo y es un referente indiscutible, incluso para el actual Papa Francisco.

Su vida es una gran lección de solidaridad.

Algunas frases de Pere Casaldàliga para pensar:

LA SOLIDARIDAD Y EL COMPROMISO:

– La solidaridad es el gran sacramento común a todas las religiones, que se basa en el hecho de reconocer la común identidad radical humana.

– La solidaridad no se tiene que dar sólo en el momento de las victorias, se tiene que dar sobre todo en el momento del sufrimiento y de las decepciones.

– Si ves infelicidad, es difícil sentirte plenamente feliz, pero si miras de ser solidario y sencillo, hay un tipo de felicidad de fondo que se mantiene.

– Aquello que me hace es lo que doy, no lo que tengo. Cuanto más doy más tengo porque soy más. Cuanto más tengo y menos doy, tengo menos, porque soy menos.

– No podemos anunciar que todos somos hermanos y prescindir de si los hermanos tienen pan o no tienen pan. No podemos anunciar que toda la Humanidad es una, no podemos anunciar que todos los pueblos son hermanos cuando hay pueblos que hacen invasiones y bloquean los demás.

– ¿Por qué no puedo ser yo un catalán sincero, abierto, firme, feliz con mi identidad, y ser solidario con el mundo? Respetar todas las demás identidades. Lo que pasa es que, así como ha costado tanto, y todavía costará, defender los derechos de las personas, estamos todavía en el abecé en cuanto al derecho de los pueblos. Y los pueblos grandes han impuesto sus identidades y han negado las identidades pequeñas.

LA IGLESIA Y LA FE:

– La Iglesia es parte de mi vida y si la pincho un poquito es porque avance algo más rápido. ¿Si no hacemos la revolución los de dentro, quién la hará?

– Todos somos imágenes personales de Dios. Pero Dios ha hecho también imágenes colectivas. Cada pueblo, cada cultura son imágenes colectivas de Dios. Por eso tenemos que defender y respetar estos pueblos que, por el egoísmo de pueblos considerados superiores, han pasado a ser pueblos proscritos.

– Me parece que es mucho más importante tener la última sensibilidad que no tener la última palabra. Este ponerse en la piel del otro y compartir el sufrimiento y el amor es seguir una de las actitudes más características de Jesús.

– Lo contrario de la fe no es la duda, es el miedo.

– Sólo habrá paz en el mundo si hay paz entre las religiones.

LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN:

– He optado por la Teología de la Liberación porque me parece la teología más cristiana, sobre todo hoy, y más en el Tercer Mundo o en el Cuarto Mundo vuestro.

– Yo predico la Teología de la Liberación porque predico el Evangelio desde la América Latina, predico la opción de los pobres.

– Ha habido muchas teologías…, y lo que no pasa es el Evangelio, no pasa la humanidad, no pasa el Dios de los pobres. Ésta ha sido la teología más significada con la sangre de los mártires, la que ha levantado la esperanza de los sudamericanos, la que ha hecho posible que la Iglesia optara por los pobres.

– Jesús se posicionó contra los privilegios, contra la prepotencia del templo, el latifundio y el imperio.

– Cada vez creo más en el equipo, en la comunidad, en la co-responsabilidad, en la colegialidad de la Iglesia.

– La Iglesia tiene que ser levadura, fermento, semilla…

LA VIDA Y LA MUERTE:

– Hay que aprender de la vida cuando llega el atardecer.

– Me parece que la vejez es un tipo de sacramento. A pesar de que se pierde el oído, sientes más, porque escuchas la vida, no los ruidos…

– Sólo es capaz de dar la muerte aquel que es capaz de ir dando la vida y darla con sentido.

– Cada día muy vivido hace una vida.

LA JUSTICIA Y LA LIBERTAD:

– Donde no hay libertad no puede haber justicia.

– No tengamos miedo de la libertad. No tengamos miedo de las revoluciones verdaderamente populares.

– No tengamos miedo de la historia que anda; porque la lleva el Espíritu de aquel que hace nuevas todas las cosas.

– La libertad es una palabra que tendríamos que escribir en todas las hojas, en todas las alas de los pájaros… Todos los niños se tendrían que llamar Libertad.

– Una esclavitud no justifica otra. Si hemos superado esclavitudes antiguas, no inventamos de modernas.

LA POBREZA Y EL CAPITALISMO:

– La pobreza de la sobriedad compartida es el único futuro posible para la humanidad, pensando social y ecológicamente. El presente, por desdicha, todavía es “oficialmente” el capitalismo, el consumismo, un tipo de suicidio estructural.

– El pobre malo tiene una ventaja: el de ser pobre. El rico malo, dos inconvenientes.

– No es que exista un mundo desarrollado y un mundo subdesarrollado; tenemos únicamente un solo mundo mal desarrollado.
– El capitalismo es pecado. El capitalismo por definición es lucro acumulado, es privilegio del capital, es exclusión de la mayoría.

– La economía tiene que estar al servicio de la política, la política al servicio de la ética y la ética al servicio de la vida. La utopía nos obliga a ir rompiendo esquemas.

DE TODO:

– Somos co-responsables no sólo de la propia vida personal y de la vida de los demás, sino también de las aguas, de la tierra, de la fauna, de la flora y del universo.

– La tierra, es algo sagrado. Lo es para los pueblos indígenas, que la ven como el gran templo de Dios.

– Hay que continuar siendo orejas, ojos, corazón y boca. Comunicamos vida, esperanza. Seamos comunicación.

– La educación sirve para hacer personas capaces de relacionarse, respetuosas y solidarias.

– ¿Qué le dice el Tercer Mundo al Primer Mundo? – Si no fuerais lo que sois, ¡podríamos ser lo que somos!

– La revolución la tenemos que empezar dentro del corazón.

– Si no hay causas grandes, la vida no tiene sentido.

– Buscamos mitos porque necesitamos referencias vivas, estimulantes. Siempre es más fuerte el testigo que la palabra.
– En el amor, la fe y la revolución, no es posible la neutralidad.

– Sólo quiero al prójimo en la medida que salgo -libre, abierto, solidario- a encontrarlo, acercándome, acercán-dolo a mí.

– La tarea más esencial de la humanidad es la tarea de humanizarse. Humanizar la humanidad es la misión de todos, de todas…

– La solución siempre, en todo caso, es la esperanza. Una esperanza, pero, que se ponga a hacer trabajo, que sepa vivir el día a día, que mire de hacer con otros el trabajo de la justicia y de la liberación.

 

105