AMNISTÍA INTERNACIONAL

La ONG de Derechos Humanos Amnistía Internacional fue fundada por el abogado británico Peter Benenson en 1961. El año 1977 fue galardonada con el premio Nobel de la Paz y un año más tarde con el premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Actualmente está presente en más de 150 países.

Desde 1994, Amnistía Internacional Catalunya (AIC) forma parte de la sección española de AI como estructura federada, disponiendo de más de 13.000 personas asociadas y de 14 grupos locales, 2 grupos de acción y 4 grupos universitarios.

Los grupos de la organización realizan cada año muchos actos públicos (charlas, concentraciones, recogidas de firmas y actos de calle) para concienciar a la población sobre la violación de los derechos humanos.

AI también colabora en la elaboración de informes y en el trabajo reactivo y de seguimiento de denuncias sobre violaciones y abusos a los derechos humanos en España, y lleva a cabo acciones de incidencia en los órganos de decisión política (gobiernos estatal y autonómicos, congreso y parlamentos, entes locales) y de promoción y educación de los derechos humanos en todos los ámbitos.

El principal objetivo de Amnistía Internacional es conseguir que todas las personas disfruten de los derechos recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Y creen que esto es posible porque activistas de todo el mundo lo han demostrado oponiendo resistencia a quienes socavan los derechos humanos y pidiendo responsabilidades a quienes están en el poder.

Algunos de los objetivos y ámbitos de trabajo de AI:

– Defender los derechos y la dignidad de las personas empobrecidas, denunciando las violaciones de derechos humanos que causan o agravan la pobreza, y haciendo que sus responsables rindan cuentas ante la justicia.

– Defender a las personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas, desplazadas o víctimas de tráfico, aumentando la protección legal y física, y garantizando que no se les niegue su derecho a la educación, a la salud o a la vivienda.

– Trabajar por el fortalecimiento de la justicia nacional e internacional, y por el derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas que hayan sufrido detención arbitraria, juicios injustos, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales o violencia de género.

– Defender a las personas de la violencia por parte de los Estados y también de otros actores (grupos armados, empresas, etc.), y trabajar para que se proteja eficazmente a la población civil antes, durando y después de los conflictos.
– Luchar para conseguir el control efectivo del comercio de armas e impedir que acaben en manos de quien viola los derechos humanos.

– Trabajar por la abolición total de la pena de muerte en todo el mundo, y para que se cumpla la prohibición absoluta de todas las formas de tortura y otros tipos de maltrato.

– Proteger el derecho de las personas a la libertad de expresión y a no sufrir ningún tipo de discriminación.

– Conseguir que los presos y presas de conciencia sean puestos en libertad y proteger los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Amnistía Internacional quiere sacar a la luz violaciones y abusos de los derechos humanos de forma precisa y rápida, y provocar cambios que mejoren la situación general y la de víctimas concretas. Es por eso que:

– Investigan violaciones de los derechos humanos en todo el mundo, de manera independiente e imparcial, tanto en situaciones generalizadas como en casos concretos. Por ejemplo: encarcelamientos de personas por manifestarse contra el gobierno de su país, seguimiento de los países que todavía aplican la pena de muerte como castigo, el impacto de un conflicto armado en la población civil, la discriminación en todas sus formas, etc.

– Hacen públicos los resultados de sus investigaciones y dirigen recomendaciones a quienes pueden poner fin a los abusos y reparar a las víctimas.

– Movilizan la opinión pública para presionar a los gobiernos y otros responsables de prevenir o parar las violaciones de los derechos humanos.

– Protegen directamente defensores y defensoras de los derechos humanos, ayudando a quienes están en peligro inminente.

De formas de actuar hay muchas:

– El envío de cartas y correos electrónicos a gobiernos y autoridades que violan los derechos humanos es uno de los instrumentos clásicos de Amnistía Internacional. Se utiliza esta vía, por ejemplo, cuando la organización es alertada de una situación que requiere gran celeridad, como es el caso de un preso que está a punto de ser ejecutado.

– Durante las campañas centradas en un tema o en la situación de los derechos humanos en un país determinado, se pone en marcha toda una batería de acciones: publican informes que documentan el problema, tratan que tengan la repercusión más grande posible en los medios, solicitan el apoyo de políticos, sindicalistas, abogados, líderes religiosos…. y movilizan la opinión pública para lograr los objetivos de la campaña.

– Los activistas de Amnistía Internacional siempre han estado muy presentes en la calle para invitar a la ciudadanía a tomar partido por los derechos humanos. Y ahora que Internet ha acontecido un poderoso instrumento de comunicación y de acción, la organización propone en sus páginas web un gran número de ciberacciones en las que participan centenares de miles de personas cada año. Esto es muy fácil y lo puede hacer todo aquel que tenga una dirección electrónica, en cualquier momento, tantas veces como quiera y sin ningún coste.

– Amnistía Internacional también da mucha importancia a la sensibilización y la educación en derechos humanos como una vía para prevenir futuras violaciones y abusos. Por eso, promueve actividades en las escuelas y participa en programas de formación en derechos humanos de las fuerzas de seguridad y otros colectivos.

Amnistía Internacional desarrolla su trabajo con absoluta independencia económica y política. Es una organización que ha optado por renunciar a las subvenciones de gobiernos y a los donativos de partidos políticos con el objetivo de preservar su imparcialidad y libertad de acción. Su financiación proviene de las contribuciones de las personas asociadas, de donaciones y de actividades específicas de captación de fondos, como la venta de productos o la organización de acontecimientos.

Amnistía Internacional ha conseguido importantes adelantos en el respecto de los derechos humanos.

En el ámbito internacional, entre otros muchos:

– Han trabajado con éxito en más de 50.000 casos de presos de conciencia de todo el mundo.

– Han paralizado varias lapidaciones de mujeres y han investigado la violencia contra mujeres y niñas en muchos países del mundo.

– Han contribuido al reconocimiento del derecho a la tierra de las comunidades indígenas, como en Brasil, y que no sufran desalojos forzados.

– Después de décadas de campañas contra la pena de muerte, más de 140 países la han abolido y se ha reducido el número de menores ejecutados.

– En 1996 iniciaron una campaña a favor de la Corte Penal Internacional, hoy en día reconocida por más de 100 estados y que ya ha juzgado a varios ex políticos, etc.

– Su primera campaña contra la tortura empezó en 1972. En 1984 entró en vigor la Convención Contra la Tortura de las Naciones Unidas.

– Consiguieron, junto con otras organizaciones, que 153 estados votaran, el año 2007, a favor del establecimiento de un Tratado Internacional Sobre el Comercio de Armas, ya aprobado.

– Etc.

En España, entre otros muchos:

– Han contribuido a resolver con éxito 200 casos individuales de presos de conciencia.

– Desde el 1999 analizan la política exterior del Gobierno español y denuncian los elementos que comprometen los derechos humanos en otros países.

– Sacaron a la luz, en 2002, más de 320 casos de maltratos contra inmigrantes por parte de las fuerzas de seguridad, un hito en la lucha contra los maltratos con componente racista.

– Contribuyeron a mejorar la Ley contra la Violencia de Género y su aplicación, y velan para que no se convierta en papel mojado (2004).

– Después de una campaña de presión conjunta con otras organizaciones, han conseguido que el Congreso apruebe una Ley de Comercio de Armas (2007).

– El Congreso aprobó la Ley de Memoria Histórica, por la cual han luchado durante años, a pesar de que los derechos de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo continúan sin garantizarse (2007).

– Etc.

Para contactar con la ONG:

Amnistía Internacional España tel. 913 101 277

Aministia Internacional Catalunya tel. 932 093 536

(Datos tomados de la web de AIC).

Kofi Annan dijo: “Los derechos humanos son vuestros derechos. Tomadlos. Defendedlos. Promovedlos. Entendedlos e insistid en ellos. Nutridlos y enriquecedlos… son lo mejor de nosotros. Dadles vida”.

 

(HAY UN VÍDEO INSTITUCIONAL DE AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL TEMA 03.12.)

 

2.1.6. (1)

0000058332