BANCOS DE TIEMPO

(www.bancdetemps.org)

EL BANCO DE TIEMPO DE LLEIDA

El Banco de Tiempo de Lleida está formado por un grupo de personas dispuestas a ayudarse mutuamente mediante el intercambio de habilidades, talentos y experiencias. Las personas inscritas en el Banco de Tiempo ofrecen servicios y pueden pedir aquellos que necesiten para cubrir sus necesidades.

En un banco de tiempo los socios intercambian servicios a cambio de tiempo. La unidad de intercambio no es el dinero, sino una unidad de tiempo, normalmente la hora. Quién ha ganado una hora, por ejemplo ayudando una vecina que no lee bien el catalán a leer unos textos legales, después la puede cambiar por otro de los servicios que ofrece el banco: un masaje, ayuda para arreglar un mueble roto, o una hora de conversación con un hablante de la lengua que estudia.

De servicios como estos realizamos cada día. Pero muchas veces, en una ciudad en la cual los vecinos cada vez se conocen menos, no sabemos a quién pedirlos. E incluso, algunas veces, aunque lo sepamos, nos da cierto reparo. Además, en un banco de tiempo los intercambios no tienen que ser con la misma persona, “A”hace un servicio a “B”y “A” con la hora que gana pide un servicio a “C”.

En nuestro barrio, en nuestra ciudad, hay mucha gente con muchas capacidades que, por culpa de esta incomunicación, no se usan. Por ejemplo, alguien podría desear aprender a coser, y una anciana quizás necesita alguien que le traiga la compra a casa. Si esta anciana hace una clase de costura, gana un tiempo que después dará a quien le traiga la compra a casa. Como la unidad básica es la hora, lo que se intercambia es el tiempo dedicado, independientemente del servicio que se ofrezca.

¿Por qué un banco de tiempo?

La vida urbana fomenta el individualismo. El sistema económico actual, basado en la competencia entre personas, también lo favorece. Este individualismo, aunque haya sido útil en la consecución de las libertades individuales, corre el riesgo, al desarticular la sociedad civil, de hacernos desentender de nuestras libertades políticas y las responsabilidades que estas comportan. Por una ciudad más democrática, es conveniente crear buenas redes relacionales y participativas. En un contexto de crisis como el actual, incentivar prácticas de buena vecindad y propiciar valores como la solidaridad y la participación en los asuntos de la ciudad nos puede hacer bien a todos. El banco de tiempo, en cuanto que nos hace a todos “donantes”, nos hace sentir útiles y nos ayuda a tomar conciencia de nuestro papel en la vida social; del mismo modo, en cuanto que “recibidores”, nos ayuda a comprender nuestra dependencia de los otros.

¿Cuáles son los objetivos del Banco?

El Banco de Tiempo de Lleida propone fomentar las relaciones sociales y la igualdad entre diferentes estratos económicos, grupos de edad u orígenes. Esta red de apoyo comunitario potencia la ayuda mutua y pretende resolver necesidades de la vida cotidiana a la vez que acceder a servicios sin utilizar dinero.

Los valores que pretende promover el banco se pueden resumir en:

– El conocimiento, la igualdad, la confianza y la cooperación.

– La conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

– La integración social de las personas que experimentan aislamiento y/o disponen de menos recursos.

– El fomento de la autoestima.

– El fomento de las relaciones vecinales en general.

– El fomento de las relaciones intergeneracionales e interculturales.

En definitiva, esta propuesta no quiere ser otra cosa que el estímulo para poner en contacto todas aquellas personas o grupos que de alguna manera u otra ponen su grano de arena para la cohesión y la construcción de un barrio y una ciudad más humanos.

¿Qué beneficios obtienen los socios del Banco?

– Comprobar que ayudándonos los unos a los otros podemos mejorar nuestra calidad de vida y/o la de nuestro entorno.
– Saber que cuando necesitamos algún servicio, alguien nos ayudará.

– Aprender a pedir ayuda. Estamos tan acostumbrados a pagar por todo que ya no sabemos. En este sentido, la práctica del dar nos puede hacer recuperar el sentido del pedir.

– Valorar más el tiempo que dedicamos a cosas no remuneradas.

– Conocer personas que de otra manera no habríamos conocido.

– La práctica del dar revalora la propia identidad y promueve la autoestima.

– Como que todos los socios pueden dar y ofrecer unos servicios que solo se contabilizan en función del tiempo dedicado, independientemente del servicio, todos los socios son iguales.

– Asociarse al Banco de Tiempo puede ayudar a una persona nueva en la ciudad o sin vínculos sociales, a integrarse.

¿Cómo se realizan los intercambios?

Una vez realizado el proceso de inscripción, los miembros del Banco de Tiempo reciben una contraseña personal para entrar en la web y pueden empezar a dar y recibir tiempo. Las habilidades, necesidades y disponibilidades de todos los usuarios están almacenadas en la web del Banco de Tiempo de forma que los socios pueden acceder a todas las demandas y ofertas, de forma generalizada o bien acotando por categorías (arte y artesanía, compras y comercio, cocina, cultura, cuidado de animales, enseñanza, deportes y animación, informática, ocio, obra y construcción, psicología, salud y atención de personas, servicio técnico, terapias alternativas, transporte, trabajos de jardinería, trabajos del hogar, etc.)

En el momento en que se encuentra el servicio que se necesita, el miembro del Banco de Tiempo puede acceder al listado de los datos de contacto, donde encuentra el teléfono y el correo electrónico de la persona que ofrece el servicio.

Los dos usuarios se ponen en contacto y concretan los detalles del servicio: en que consiste exactamente, lugar y fecha de encuentro, materiales necesarios y el tiempo que se puede tardar en hacer el servicio.

¿Cómo se pagan los servicios?

Después del intercambio, el miembro del Banco de Tiempo que ha recibido el servicio realiza una transferencia (de tiempo) al miembro de quien lo ha recibido.

El software del banco de tiempo graba y contabiliza todas las transacciones hechas entre usuarios, sumando o restando horas (si se ha ofrecido o demandado un servicio) de forma que nos ofrece un resumen del saldo resultante.

Si no se dispone de acceso a Internet se puede pedir que se haga la transferencia desde la secretaría del Banco de Tiempo.

¿Cómo funcionan los talleres?

Además de ofrecer servicios de manera individualizada, también se pueden ofrecer a un grupo de personas. Por ejemplo, organizando un taller a todos los miembros del Banco. En este caso, el tiempo que se recibirá será el que se ha tardado en preparar e impartir el taller y lo transferirá la Secretaría del Banco de Tiempo. A los asistentes al taller o curso se les restará una cantidad en minutos acordada antes del taller. En general, aunque un taller dure 1 hora, al haber varios asistentes, sólo habrá que pagar una parte en minutos.

¿Cómo inscribirse?

Para formar parte del Banco de Tiempo solo hace falta quedar un día, tomar nota de tus datos y explicarte como funciona el programa.

Banc de Temps de Lleida: secretaria@bancdetemps.org Teléfono: 744408679

La participación en el Banco de Tiempo de Lleida no supone el pago de ninguna cuota. Se financia con aportaciones y trabajo voluntario. Piden, pero, que si se puede, en el momento de la inscripción se paguen 4 euros para cubrir los gastos de un seguro de responsabilidad civil y accidentes para los asociados.