LOS MENSAJES DE GRETA THUNBERG

La recientemente famosa activista climática adolescente Greta Thunberg nació en Suecia el 3 de enero de 2003.

Cuando tenía ocho años oyó hablar en su escuela del cambio climático. Estaba impresionada por la magnitud del peligro que esto podría representar para todos, tanto que no pensaba que pudiera ser cierto. “Era absolutamente imposible que un tema tan grave amenazara nuestra propia existencia. En caso de ser cierto, hablaríamos solo de esto. Aun así, nuestros dirigentes no lo hacen nunca”. Esta reflexión la motivó a investigar durante seis años sobre este tema, convirtiéndose hoy en una de las activistas ecológicas más influyentes en el mundo.

A Greta, cuando tenía once años, le diagnosticaron un síndrome de Asperger -trastorno leve dentro del espectro autista- y quizás esto explica su carácter introvertido, serio y silencioso. Quizás también a esto se debe su tenacidad.

A los 12 años dejó de comer carne y decidió que no subiría nunca más a un avión. Y no solo lo ha cumplido, sino que ha hecho cambiar el estilo de vida de toda su familia.

El verano del 2018, Suecia sufrió unas olas de calor y unos incendios forestales sin precedentes en Suecia. Estos hechos fueron la gota que derramó el vaso de la paciencia de Greta Thunberg, que hacía tiempo que había perdido el sueño por la inacción de los gobiernos respecto del problema más grave que sufre la humanidad hoy en día, según ella: el cambio climático. Por lo cual decidió plantarse con una pancarta ante el Parlamento sueco e iniciar una “huelga escolar por el clima” con la que captaría la atención mediática de todo el país y del mundo entero.

El 14 de diciembre de 2018, con tan solo 15 años, dio un discurso en la Cumbre del Clima de la ONU (COP24) en Katowice (Polonia), el cual consiguió una gran difusión mediática. El 25 de enero del 2019 dio otro en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza). Y el 21 de febrero de 2019 habló ante el Comité Económico y Social Europeo (CESE) de Bruselas. También apoya presencialmente manifestaciones de estudiantes en toda Europa y colabora con entidades que trabajan para proteger el medio ambiente.

Convocados por Greta Thunberg, jóvenes de todo el mundo se unieron el viernes 15 de marzo de 2019 en una huelga global que clamó por el futuro del planeta. Más de 2.050 ciudades de 123 países acogieron manifestaciones reivindicativas.

La chica sueca con tan solo 15 (ahora 16) años ha provocado a su paso un entusiasmo como el de un cantante de éxito de una banda de rock juvenil. Tan solo que ella, en vez de cantar, suelta frases lapidarias que todo el mundo entiende y hace cosas que son coherentes con lo que dice y piensa.

 

ALGUNOS REPROCHES DE LA ACTIVISTA CLIMÁTICA ADOLESCENTE GRETA THUNBERG A LAS GENERACIONES QUE LA HAN PRECEDIDO

CUMBRE DEL CLIMA DE LA ONU (COP24) EN KATOWICE, POLONIA, EL 14-12-2018.

A la COP24 asistieron cerca de 200 países y supone la iniciativa más grande para reducir la emisión de gases de efecto invernadero y frenar el calentamiento global. Allí, entre otras cosas, Greta Thunberg les reprochó:

“Solo habláis de un crecimiento económico verde eterno (crecimiento económico sostenible) porque tenéis demasiado miedo de ser impopulares. Solo habláis de seguir adelante con las mismas malas ideas que nos han llevado a este desastre, incluso cuando lo único sensato a hacer es estirar el freno de emergencia. No sois bastante maduros para decirlo claramente. Incluso esta carga se nos deja a los niños. Pero no me importa ser impopular. Me preocupa la justicia climática y el planeta vivo.”

“Nuestra civilización está siendo sacrificada par que un número muy reducido de personas continúen ganando enormes cantidades de dinero. Nuestra biosfera se está sacrificando porqué los habitantes ricos de países como el mío puedan vivir en el lujo. Los sufrimientos de muchos pagan por los lujos de unos pocos.”

“El año 2078 celebraré mi 75 cumpleaños. Si tengo hijos, quizás pasarán este día conmigo. Quizás me preguntarán sobre vosotros. Quizás preguntarán por qué no hicisteis nada mientras todavía había tiempo para actuar. Vosotros decís que queréis vuestros hijos por encima de todo, pero les estáis robando su futuro ante sus ojos.”

“No hemos venido a suplicar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos habéis ignorado en el pasado y nos volveréis a ignorar. Nos hemos quedado sin excusas y nos quedamos sin tiempos. Hemos venido aquí para haceros saber que el cambio llega, tanto si os gusta como si no. El poder real pertenece a la gente.”

RUEDA DE PRENSA TAMBIÉN EN KATOWICE.

“Somos nosotros quienes viviremos en este mundo. Si yo vivo hasta los 100 años, llegaré al año 2103. Esto es mucho de tiempo, y todos los niños que viviremos en el futuro lo tendremos que hacer con el follón que todas las generaciones han creado. Lo tendremos que limpiar todo y esto no es justo.”

FORO ECONÓMICO MUNDIAL DE DAVOS, SUIZA, EL 25-1-2019

Allí, Greta Thunberg reprochó a las élites políticas y financieras de todo el mundo que no solo no están haciendo nada para solucionar el problema, sino que lo están agravando:

“Hay gente que dice que la crisis del clima es una cosa que todos habremos creado, pero esto no es verdad. Porque si todos somos culpables, entonces nadie puede ser culpado. Y hay alguien que tiene la culpa.”

“Algunas personas, algunas empresas, algunos industriales en particular han sabido exactamente qué valores impagables han estado sacrificando para continuar ganando inimaginables cantidades de dinero. Y creo que algunos de los presentes pertenecen a este grupo de gente.”

Y todo esto hace enfadar mucho a Greta, que en su mente racional y lógica no puede entender por qué los humanos no están dispuestos a hacer los sacrificios que hagan falta para salvar el planeta. “Resolver la crisis climática es el reto más grande y complejo que ha afrontado nunca el homo sapiens, pero la principal solución es tan simple que incluso un niño pequeño lo puede entender: hay que parar las emisiones de gases de efecto invernadero. Y, o bien lo hacemos o no lo hacemos. Blanco o negro.”

Su denuncia contra la pasividad de los gobiernos se extiende a los medios de comunicación, a los cuales acusa de obviar la crisis más grande de nuestro tiempo: “Una amenaza para la existencia humana tendría que estar en todas las portadas y programas. Pero no solo no se habla, sino que todavía hay quienes se atreven a negar el cambio climático.”

Greta también ha reprochado a los reunidos en Davos que hayan ido en sus aviones privados supuestamente para habla de soluciones al cambio climático. Ella predica con el ejemplo: ha ido en tren desde Suecia, en un viaje de 32 horas, y ha pasado las noches en una tienda de campaña a 15 grados bajo cero, en el campamento de los científicos que alertan de los efectos del cambio climático en el Ártico.

COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO (CESE) DE BRUSELAS, EL 21-2-2019

El CESE es un órgano consultivo de la UE, en la sede del cual, con la presencia del presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, Greta Thunberg les dijo:

“La gente nos dice que tienen la esperanza de que la gente joven va a salvar el mundo, pero no lo vamos a hacer. Simplemente no hay suficiente tiempo para esperar a que crezcamos y tomemos el control.”

“Si aún decís que estamos malgastando un valioso tiempo de clase, os recuerdo que nuestros líderes políticos han malgastado décadas de inacción y negacionismo.”

“Algunos dicen que estamos peleando por nuestro futuro, pero no es cierto. Estamos luchando por el futuro de todos. Y si piensan que debemos estar en las escuelas, les sugerimos que ocupen nuestro lugar en las calles. O mejor, que se unan para acelerar el proceso.”

“Hemos empezado a limpiar vuestro desastre, y no pararemos hasta que terminemos.”

La joven ha cargado contra la inacción de la clase política en materia climática y ha defendido las huelgas estudiantiles que reclaman más acciones para enfrentarse al cambio climático. “Tenemos que centrar cada pulgada de nuestro ser en el cambio climático, porque si fracasamos, todos nuestros logros y progresos no habrán servido para nada. Y todo lo que quedará del legado de nuestros políticos será el mayor fracaso de la historia humana y serán recordados como los mayores villanos de todos los tiempos, porque habrán elegido no escuchar y no actuar.”

Greta ha recordado que, según un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), el mundo está a once años de una situación “irreversible” que se escape del “control humano”. Para evitarlo, ha dicho, “tienen que tener lugar cambios sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad en la próxima década.”

CUMBRE DE ACCIÓN CLIMÁTICA DE LA ONU, NUEVA YORK, EL 23-9-2019

“Los estamos mirando. No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano. Me han robado mis sueños, mi esperanza con sus palabras vacías. De lo único que hablan es de dinero y nos cuentan historias sobre el crecimiento económico perpetuo. ¿Cómo se atreven?”.

“Si realmente entendieran la situación no estarían sin hacer nada. Nos están fallando. Los ojos de las futuras generaciones están sobre ustedes. Nunca los perdonaremos. ¿Cómo se atreven a pretender que esto se puede resolver con los negocios como de costumbre? El mundo se está despertando, te guste o no”.

“¿Por qué los chicos tenemos que ir levantando el dióxido de carbono que ustedes tiran?”

DECLARACIONES EN OTROS LUGARES

“¿Es difícil? ¿Es demasiada presión? Sí, lo es. No les corresponde a los niños hacer esto. Me gustaría que los adultos asumieran su responsabilidad pero, como nadie lo hace, lo hacemos nosotros”, dijo sentada en la escalinata de la estatua de Marianne, en la plaza de la República de París.

“Sí, estamos enfadados y estamos enfadados porque las generaciones mayores continúan robándonos nuestro futuro, continúan haciéndolo y no dejaremos que lo hagan más”, decía Thunberg en una marcha escolar en Hamburgo, Alemania.

 

ALGUNAS RECOMENDACIONES DE GRETA THUNBERG A LAS GENERACIONES QUE TIENEN EL PODER

COP24, KATOWICE, POLONIA

“Hasta que no empezamos a centrarnos en lo que hay que hacer, más que en lo que es políticamente posible, no hay esperanza. No podemos resolver una crisis sin tratarla como una crisis. Tenemos que mantener los combustibles fósiles sepultados, y nos tenemos que centrar en la equidad. Y si las soluciones dentro del sistema son tan difíciles de encontrar, quizás tendríamos que cambiar el sistema.”

“Si algunos niños pueden ocupar titulares en todo el mundo por el hecho de no ir a la escuela, imaginen lo que podríamos hacer todos juntos si realmente quisiéramos. Pero para hacer esto, tenemos que hablar con claridad, por muy incómodo que sea.”

RUEDA DE PRENSA EN KATOWICE

“Nos enfrentamos a una amenaza existencial. Es la crisis más grande que nunca se ha enfrentado a la humanidad. Tenemos que hacer algo ahora, porque mañana puede ser demasiado tarde.”

“Insto a todo el mundo a hacer lo mismo que yo: todos los viernes me sentaré fuera del Parlamento sueco, haciendo huelga por el clima, hasta que Suecia esté alineada con el Acuerdo de París. Y creo que los niños nos tenemos que enfadar, hacer sentir nuestras voces y hacer que todas las generaciones sean responsables de lo que han creado.”

FORO ECONÓMICO MUNDIAL DE DAVOS, SUIZA

“Los adultos siguen diciendo: ‘Damos esperanza a los jóvenes, se lo debemos’. Pero yo no quiero vuestra esperanza, no quiero que estéis esperanzados. Quiero que entréis en pánico, que sintáis el miedo que yo siento cada día. Y después quiero que actuéis, como si estuvierais en crisis. Quiero que actuéis cómo si la casa estuviera en llamas, porque lo está.”

CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO, BRUSELAS

“Sabemos que la mayoría de los políticos no quieren hablar con nosotros. Bueno. Tampoco nosotros queremos hablar con ellos. Queremos que hablen con los científicos en su lugar, que los escuchen, porque solo estamos repitiendo lo que están diciendo ellos desde hace décadas. Queremos que se cumpla el Acuerdo del Clima de París y del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). No tenemos otras exigencias, solo seguir lo que dice la ciencia.”

“Nos dicen que somos jóvenes, pero no hay tiempo para esperar que crezcamos y nos hagamos cargo”, dijo, citando el último informe del IPCC, que establece que las emisiones deben alcanzar un máximo en 2020 y después caer abruptamente con el fin de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C. “Esto es el año que viene”, ha subrayado: “Están deseando que dejemos de hablar de la crisis del clima y que hablemos de otras cosas, porque saben que no pueden ganar esta pelea. Porque saben que no han hecho sus deberes. Nosotros sí que hemos hecho nuestros deberes, háganlos ustedes y escuchen a los científicos.”

“Según el informe del IPCC, estamos a unos 11 años de llegar a un punto de no retorno. Para evitar esto, deben realizarse cambios sin precedentes en la próxima década. Si la UE quiere mantenerse dentro de los límites de emisiones, necesita una reducción mínima del 80% para 2030. Y esto incluye los transportes aéreos y terrestres, de personas y mercancías. Debemos dejar de competir unos con otros. Necesitamos cooperar y trabajar juntos para compartir los recursos del planeta de una manera justa.”

EN OTROS LUGARES

El 18 de febrero de 2019 le dirigió al presidente francés el siguiente mensaje en un video: “Tiene que actuar ahora y no decir simplemente que lo va a hacer. Si continúa como si no pasara nada, va a fracasar. Y si usted fracasa, será percibido como uno de los peores malvados de la historia de la humanidad”. A los pocos días, Greta Thunberg fue recibida en el Elíseo por Emmanuel Macron.

Greta Thunberg ha abogado por un “nuevo modelo de pensamiento” que pasa de la competición a la “cooperación” para “compartir los recursos del planeta de forma justa”. “Tenemos que proteger la biosfera, el aire, los océanos, los suelos y los bosques. Esto puede sonar ingenuo, pero si has hecho los deberes, entonces sabes que no tienes otra opción.

 

OTROS TEMAS

 DIARIO EL PAÍS EL 10-3-2019

“Yo tan solo he llegado en el momento justo. Cada vez más personas son conscientes de la situación de emergencia que vivimos, del hecho de que estamos atravesando una crisis existencial que no ha sido tratada nunca como tal”.

¿Por qué cree que su protesta está teniendo este impacto? “Tengo un mensaje muy directo y soy una niña que dice que otras personas están robando mi futuro y el de otros. Mucha gente se siente culpable”.

“Cuando te ocupas del cambio climático, ves que las mujeres son más activas. Según muchos estudios, los hombres de media producen más emisiones que las mujeres. Ellas serán las más afectadas. Esta lucha tiene mucho que ver con el feminismo”.

“Antes de todo esto yo era muy tímida y aún lo soy en privado. Siempre era la persona que estaba detrás, la que nadie notaba”, dice Thunberg. La protesta ha sido como una terapia. “Mi vida ha cambiado mucho, me siento con más energía, más feliz, puedo tener algo que tiene sentido, algo que hacer. No tengo mucho tiempo libre pero está bien”.

El riesgo de convertirse en una marca: “Mucha gente ha usado mi nombre con fines comerciales o no comerciales y no puedo pararlo. Si alguien me pregunta y es algo que hacen por lucro, yo digo que no, pero no puedo parar a toda la gente, no tengo mucho tiempo…”. Greta Thunberg es consciente del riesgo de estar convirtiéndose en una marca. Su cara aparece en convocatorias de manifestaciones, camisetas… No puede evitar que esto pase pero, al ver que su fama aumentaba, decidió no afiliarse a ninguna organización. Aun así ha tenido que dar un paso al frente para contrarrestar, con largas publicaciones en Facebook, los rumores y las sospechas de tener a alguien detrás, y para explicar que ella viaja solo con el permiso de su instituto y de sus padres, que han costeado todos sus desplazamientos, desde Katowice (Polonia) hasta Davos (Suiza) o Bruselas. “Mucha gente se ha ofrecido a pagar; cuando fue a Davos la organización quiso pagar el viaje y lo mismo cuando fue a Bruselas. Y quizá podemos pensarlo cuando son ocasiones oficiales, pero de momento lo hemos pagado todo nosotros”, asegura el padre.