ANNA MUZYCHUK PIERDE SUS DOS TÍTULOS MUNDIALES DE AJEDREZ

La ucraniana Anna Muzychuk, doble campeona del mundo de ajedrez, pierde sus dos títulos por decisión propia. La jugadora se negó a participar en el Mundial de partidas rápidas y relámpago que se celebró en Arabia Saudí entre el 26 y el 30 de diciembre de 2017. Según ha revelado en sus redes sociales, tanto ella como su hermana Mariya, dos años menor, renunciaron a defender su corona por una cuestión de principios.

“En pocos días voy a perder mis dos títulos mundiales, uno a uno. Solo porque he decidido no ir a Arabia Saudí; por no jugar con las reglas de otros, por no llevar abaya, por no tener que ir acompañada cuando estoy en la calle y, en resumen, por no sentirme una criatura secundaria. Hace exactamente un año gané esos dos títulos y era la persona más feliz en el mundo del ajedrez, pero ahora me siento muy mal. Estoy preparada para luchar por mis principios y saltarme esa convocatoria, en la que podía haber ganado más que en una docena de competiciones juntas. Todo esto es muy molesto, pero lo más decepcionante de todo es que a casi nadie le importa. Es un sentimiento realmente amargo, pero no lo suficiente como para que cambie mi opinión y mis principios. Lo mismo pasa con mi hermana Mariya y estoy muy contenta de que compartamos el mismo punto de vista. Y sí, para aquellos que les interese… ¡Volveremos!”

La organización de la competición en Arabia Saudí había dado permiso para que las mujeres pudieran jugar sin lucir hiyab, el velo islámico, pero sí les obligaba a seguir un estricto código de vestimenta: traje pantalón azul marino o negro y blusa blanca de cuello alto, entre otros condicionantes.

Las hermanas Anna y Mariya Muzychuk participaron y ganaron ex aequo, el 4 de febrero de 2018, el evento Women Chess Stars de València, la primera Exhibición Internacional de Ajedrez Femenino en esta comunidad que organiza el Club de Ajedrez Laboratorio SyS Paterna. La presencia de Anna Muzychuk, campeona del mundo en 2017, ha despertado gran expectación después de renunciar a revalidar su título al no asistir al mundial en Arabia Saudí por la situación de las mujeres en aquel país. La ucraniana antepuso sus principios y optó por renunciar al título porque debía participar con un “hiyab” y sencillamente dijo “no”.

Antes de empezar la Women Chess Stars, Anna Muzychuk ofreció una rueda de prensa para abordar y denunciar el trato que reciben las mujeres en muchos países. “He perdido mis títulos pero la partida no ha terminado, esta partida sigue en marcha. Me gustaría que las mujeres del mundo me escuchen y ganen en confianza. Espero que mis palabras puedan ayudar en el futuro a las mujeres. Hoy en día ya estoy ayudando porque mis mensajes en Facebook se han leído. Los grandes medios de comunicación me están apoyando”, se ha congratulado la ajedrecista.

Anna Muzychuk ha recordado que empezó a investigar sobre la cultura de Arabia Saudí y su relación con las mujeres y se dio cuenta de que “los derechos de las mujeres no son respetados en Arabia, por eso no fui”.
“Las mujeres siempre tienen que estar acompañadas por hombres y salir con el pañuelo. Decidí no jugar, fue una decisión muy complicada porque perdí dos campeonatos mundiales: Los premios en Arabia eran muy buenos, había mucho dinero pero no me importo. Mis principios están por encima de todas las cosas”, ha recalcado.

Acompañada por su hermana Mariya, Anna ha considerado clave el apoyo familiar desde que decidió dar plantón a las autoridades saudíes. “Cuando ocurrió lo de Arabia mi hermana estuvo a mi lado en todo momento, también lo hizo una jugadora china. Igualmente, un 40% del top masculino decidieron no acudieron al torneo en señal de apoyo”, destaca Anna Muzychuk para incidir en que nada ni nadie, ni mucho menos los suculentos premios, le habrían hecho cambiar de parecer. “Los premios eran astronómicos y eso hizo que la mayoría de jugadores acudieran. Yo respeto a los ajedrecistas que fueron, aunque me gustaría que estos torneos se disputen en países que respetan los derechos de la mujer”, incide la jugadora.

Los valores del ajedrez.

 Por otra parte, Anna Muzychuk se ha mostrado “muy contenta” por cómo ha sido recibida en Valencia a la vez que ha ensalzado todos los valores que rodean el juego del ajedrez, que ha formado parte de su vida casi desde la cuna. “Soy una jugadora de ajedrez y me gustaría ensalzar sus valores. Al ajedrez puede jugar cualquier persona: niños, madres, abuelos. Siempre marca al final según ha transcurrido la partida. El ajedrez me ha ayudado a viajar y conocer muchas culturas y respetarlas. El ajedrez ayuda a la memoria y a los principios. Estoy segura de que mi vida no sería igual si no fuera jugadora de ajedrez”, ha subrayado para darle las “gracias” a sus padres por iniciarla en ese mundo. “Todo esto ocurrió gracias a mis padres. Desde muy pequeñas nos entrenaron a mí y a mi hermana Mariya. Estoy muy agradecida a mis padres que consiguieron que fuéramos campeonas del mundo”, ha concluido.

Extracto de mundodepotivo.com y elmundo.es