¿CUÁNTO PESA UN COPO DE NIEVE?

¿Cuánto pesa un copo de nieve?  (*)

Nada, pero puede quebrar una rama.

Somos frágiles, pero fuertes si unimos fragilidades,

si conjugamos el verbo amar en todas sus formas,

si elegimos la bondad como brújula y sentido,

si actuamos movidos por la ternura y la compasión,

si sembramos gratitud, memoria del corazón,

si damos salida a la amabilidad, elegancia del alma,

si desde la humildad, permitimos que se manifieste la diversidad,

si generosamente, abrimos corazón y manos,

si cultivamos el misterio hermoso de la belleza,

si trabajamos para lograr una cultura de paz.

Porque la violencia retrocede cuando avanza la paz,

la tasa de sufrimiento del mundo disminuye

y crece la humanidad, el bienestar y la felicidad.

¿Cuánto pesa un copo de nieve?

Nada, pero puede quebrar una rama.

Somos bellos y frágiles copos de nieve

Y, tal vez, sólo falte tu voz, mi voz, nuestra voz,

para que la bondad, este ADN del corazón, se abra camino.

 

Jaume Soler y Maria Mercè Conangla

Bondad en acción. Amat Editorial

 

Presentació Llibre 'Bondat en Acció, L'ADN del Cor'. Mercè Conangla i Jaume Soler - Agenda - Social.cat

 

(*) ¿CUÁNTO PESA UN COPO DE NIEVE?

-Dime, ¿cuánto pesa un copo de nieve?- preguntó un gorrión a una paloma.

-Nada de nada- le contestó.

-Entonces, si es así, debo contarte una historia- dijo el gorrión.

-Estaba yo posando en la rama de un abeto, cerca de su tronco, cuando empezó a nevar. No era una fuerte nevada ni una ventisca furibunda. Nada de eso. Nevaba como en un sueño, sin nada de violencia. Y como yo no tenía nada mejor que hacer, me puse a contar los copos de nieve que se iban asentando sobre los tallitos de la rama en la que yo estaba. Fueron exactamente 3.741.952. Al caer el siguiente copo de nieve sobre la rama, como tú dices, debía pesar nada de nada, la rama se quebró-.

Dicho esto, el gorrión se alejó volando.

Y la paloma, toda una autoridad en la materia desde la época de Noé, se quedó cavilando sobre lo que el gorrión le había contado y al final se dijo:

-Tal vez esté faltando la voz de una sola persona más para que la bondad se abra camino en el mundo.

Kurt Kauter