NACER CON UN PAN DEBAJO DEL BRAZO

Jordi Cabau trabajó en la construcción hasta la primavera del 2013, cuando se quedó sin trabajo con 46 años. Como era autónomo, no tenía derecho a ninguna subvención.

A su mujer, Raquel Pérez, también se le había acabado recientemente el trabajo que tenía en una cafetería de una estación de esquí de Andorra, con 31 años. Por trabajar en Andorra, tampoco tuvo derecho a ninguna subvención.
Estas circunstancias que los pillaron de repente, coincidieron con el embarazo de Raquel.

Como no disponían de ingresos, decidieron ir a vivir con el padre de Raquel, en Sant Vicenç de Castellet. Pero allí vivían como podían cuatro personas más. Seis bocas que procuraban alimentarse con la pensión del padre de Raquel y una renta mínima de inserción del consuegro de éste. Toda la familia buscaba alguna solución a aquella situación pero no la encontraban.

A Raquel se le complicó el embarazo y la tuvieron que ingresar en un hospital.
Allí su suerte les empezó a cambiar. Los trabajadores sociales del hospital les hablaron de la Fundació Rosa Oriol de Manresa, y de sus casas de acogida, donde se trasladaron hasta que Raquel tuvo su hijo Asier.

Poco después, un empresario de Manresa leyó su historia en un diario local y se puso en contacto con ellos.

El empresario, que pidió mantenerse en el anonimato, les dio una panadería en desuso con una vivienda adosada, así como los primeros materiales para arrancar el negocio, intercediendo para que recibieran de los futuros proveedores unos tratos especiales.

Antes de acabarse el 2013, la panadería ya estaba en marcha con el nombre de Santa Clara, en Manresa, y actualmente está funcionando bastante bien, según me confirmaron por teléfono a finales de Junio del 2014.
Cuenta un dicho que los niños suelen llegar al mundo con un pan debajo del brazo. Asier Cabau Pérez es un bebé de Manresa que no ha llegado al mundo con un pan, sino con una panadería entera.

Parece un cuento de Navidad, pero no lo es. Esta es una historia tan navideña como real, triste inicialmente pero con un final feliz: una pareja con muchos problemas, víctima de la crisis actual, encuentra la normalidad gracias a la bondad de otra persona.

(Este escrito es un resumen de un artículo de Ivanna Vallespín en El País del 5-1-2014).

 

3.2.1.