LA LUZ DE LA SELVA (Isidre Nadal Baqués)

Xavier Garí de Barbarà – Revista Valores  https://valors.org/

Llum de la Selva (Luz de la Selva) era el sobrenombre de Isidre Nadal Baqués, que nació hacia el 1877 en Barcelona y murió el 1963 en los alrededores de Sabadell. Isidre era un hombre original, alternativo, ermitaño, místico y pacifista, que creció en los huertos de Montjuic y donde trabajó hasta que empezó la urbanización para la Exposición Internacional de 1929. Fue entonces que Nadal, con su compañera, se trasladó a las afueras de Sabadell, donde se estableció y adquirió las tierras de Can Rull, la periferia de la capital vallesana. Plantó árboles y todo tipo de vegetales, construyó su casa y creó un lugar natural de encuentro con personas que pasaban por allí o lo iban a buscar expresamente.

En aquel lugar se practicaba la solidaridad, la sostenibilidad ecológica y la participación, a través de la Granja Natura que después denominó “Jardí de l’Amistat”. Isidre encontraba en la naturaleza la fuente de inspiración para la Paz entre pueblos y personas, y  también una referencia claramente contraria a la dictadura franquista. Para los vecinos y vecinas de Sabadell que lo conocieron, hablar de no-violencia era hablar de Isidre Nadal. Su experiencia en su Jardí de l’Amistat era un modelo de como las personas se podían relacionar con la ecología urbana, la alimentación en el ámbito de la proximidad y las formas de autogestión social.

Los postulados de Llum de la Selva tenían como finalidad la autosubsistencia a partir de colonias agrarias y artesanales, y después pasar a un régimen de vida espiritualista basado en el estudio de la naturaleza y del cosmos, sin la mediación del dinero. Durante aquellos años, y a pesar de los cambios en la ciudad, fueron muchas las personas de esta, y también otras venidas de fuera, que se acercaron a Llum de la Selva para conversar, compartir una comida, meditar o practicar algún deporte. Lo que más atraía a la gente de Isidre era justamente la serenidad y la paz espiritual que emanaba, así como su predicación sencilla y auténtica de la paz universal.

Murió de mayor y marchó tal como vivió: en paz y con mucha paz. Llum de la Selva fue un caso singular de pacifismo espiritual y social en Cataluña, que vivió como ermitaño cerca de una gran ciudad, y que propagaba un estilo de vida que él hacía realidad. Su vivencia personal profunda la basaba justamente en la paz entre las personas, con la naturaleza y sobre el mundo entero.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.