PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS

DILEMAS ÉTICOS – Soraya Hernández – Revista Valors – https://valors.org

Dicen los diarios que en Róterdam se quiere desarrollar una ley que obligue a tomar métodos anticonceptivos a las madres con problemas psicológicos o declaradas incompetentes. ¿No nacer sería un tipo de protección infantil?

Compartimos este mes una noticia aparecida en los medios de comunicación que nos recuerda los casos de esterilizaciones forzosas y que nos pedirá preguntarnos si el Estado debe tener derecho sobre el cuerpo de las mujeres cuando se trata de proteger una posible descendencia. ¿Se puede obligar una madre a no volver a serlo si sus conductas o habilidades parentales demuestran poner en riesgo los hijos que ya tiene?

Nos explican los periodistas que el Ayuntamiento de Róterdam está intentando desarrollar una ley que imponga utilizar un método anticonceptivo a las madres consideradas incompetentes para serlo. El responsable de juventud del consistorio ha hecho público su deseo de conseguir poner en marcha esta norma y apela a los jueces a empezar a valorar aquellos casos donde mujeres con adicciones y/o problemas psicológicos tienen conductas de riesgo hacia los hijos o no presentan capacidades por la crianza. Pide que reciban un orden judicial de inmediato y explica que esta medida es un paso importante de protección infantil en familias donde está demostrada una carencia de habilidades parentales y un sufrimiento de los menores, sea por abandono, negligencia o abuso. El Ayuntamiento ha puesto en marcha una prueba piloto con 160 mujeres en situación de riesgo para afrontar una nueva maternidad que participarán en un programa voluntario de anticoncepción.

Los otros partidos representados en la ciudad han hecho llegar sus quejas al alcalde creyendo que esta medida no tiene sentido: nadie tiene derecho a decidir quién puede o no tener un hijo. ¿Qué tendrían que hacer los políticos? ¿Pueden decidir por las mujeres y controlar su cuerpo? ¿Se trata de una forma de protección de los posibles futuros niños o se está dando por hecho un escenario que quizás nunca tenga lugar y se resolvería con recursos y educación?

Aunque se tendría que profundizar más en esta noticia para conocer exactamente los elementos que se tienen en cuenta para querer desarrollar la ley y qué son los factores de riesgo tenidos en cuenta, la propuesta de Róterdam nos sirve para reflexionar sobre un tema penetrante: los límites de la libertad individual y como se tienen que dibujar y hacer cumplir estos límites.

También impacta la noticia porque nos hace afrontar el hecho de que hay madres sin capacidad suficiente para cuidar y criar, otros que incluso ponen en peligro la vida de sus hijos y existen casos donde los jueces tienen que actuar para proteger a los niños, hayan o no nacido.

¿Cómo se tendría que enfocar este escenario que se presenta con una gran complejidad? Se podría tener en cuenta el derecho a ser madre de cualquier mujer y no permitir que la sociedad se involucre en un aspecto íntimo y sutil como la maternidad. Aunque esto implique que mujeres con adicciones activas y/o problemáticas psicosociales graves tengan hijos y después la misma sociedad se tenga que hacer cargo de estos niños. También se podría valorar si existen o no capacidades y actuar en consecuencia: obligando a tomar medidas anticonceptivas o aplicando programas y proyectos de apoyo, educación, seguimiento y ayuda…

¿Qué os parece? ¿Pensáis que se hace este control sobre las capacidades de las mujeres para ser madres? ¿Qué criterios se deberían tener en cuenta a la hora de velar por los futuros niños? Ya sabéis, la reflexión la tenéis que hacer vosotros. Es vuestro turno.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.