UN TATUAJE CON CONFLICTO ÉTICO

DILEMAS ÉTICOS – Soraya Hernández – Revista Valors – https://valors.org

Miami, en Estados Unidos. Urgencias de un gran hospital. Un hombre llega en estado crítico y los médicos descubren que lleva un tatuaje en el pecho con un mensaje muy claro: “No resucitar”. ¿Tienen que intentar salvarle la vida o hacer caso a la demanda?

Presentamos de nuevo un caso conocido por el seguimiento mediático que ha tenido, que nos permitirá reflexionar sobre las voluntades anticipadas y la toma de decisiones anticipada, los dilemas éticos en que se encuentran los profesionales médicos en momentos de urgencia vital así como para deliberar respecto a la autonomía y la autodeterminación de los pacientes y el lugar que ocupan en el mundo hospitalario.

Un hombre ingresó en estado grave e inconsciente en la sala de urgencias de un hospital de Miami por una sobre ingesta de alcohol. Su historia clínica enseguida muestra unos antecedentes médicos preocupantes: tiene una cardiopatía y sufre una enfermedad obstructiva crónica. A la vez, su cuerpo lleva un mensaje para los médicos en forma de tatuaje del todo inesperado donde se deja clara la intención del paciente: “no resucitar” (con el “no” subrayado).

En poco tiempo el paciente entra en estado crítico y se tiene que tomar una decisión sin haber podido hablar con el paciente y haber confirmado sus decisiones. Los trabajadores sociales del hospital empiezan la búsqueda de algún familiar o conocido que pueda hablar por él, pero no aparece nadie. Los médicos, finalmente, a pesar de la dirección clara del tatuaje, deciden utilizar todas las medidas en sus manos porque se consideran con el derecho a decidir si él no ha verbalizado antes sus preferencias. A pesar de esta primera acción, el comité ético del centro pide que se respete la orden del tatuaje. El hombre murió. A posteriori se encontró un documento de voluntades anticipadas que reafirmaba su intención de no ser reanimado tranquilizando a los directivos del hospital.

¿Se actuó correctamente? ¿Se tenía que hacer caso del tatuaje? ¿Por qué se lo hizo si ya tenía un documento escrito? ¿Por qué este documento no estaba en su historia clínica?
Aprovechamos para recordar que el proceso de toma de decisiones anticipadas es la deliberación que permite a los profesionales conocer las preferencias, valores, expectativas e ideas de un paciente ante la enfermedad, su evolución y la posible necesidad de técnicas invasivas. Estas voluntades anticipadas se pueden concretar verbalmente o en un documento, definiéndose las instrucciones sobre tratamientos médicos e intervenciones. Sean como sean, es importante que se hagan extensivas a amigos, familiares y médicos de confianza, y se hagan constar en la historia clínica e incluso en el registro específico. ¿Qué consideración se debía tener ante este tatuaje? ¿Por qué los médicos se encontraron ante un dilema ético?

Se podría haber valorado desde el inicio que ante la carencia de la certeza de la existencia de un documento o una instrucción en la historia clínica, el tatuaje es una muestra de los deseos del paciente y, por lo tanto, no habría ningún dilema. Pero sabemos que los médicos tuvieron dudas de la veracidad del tatuaje y actuaron en contra de este, decidiendo por ellos mismos sin tener en cuenta la demanda escrita pero consiguiendo cierto tiempo para llevar el caso ante el comité ético.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que ante este tatuaje los médicos tendrían que haber hecho caso sin necesitar el comité ético? Y yendo algo más allá, ¿Por qué pensáis que el paciente se tatuó este mensaje si ya disponía de un documento de voluntades anticipadas? ¡Es vuestro turno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.