¿UN BUZÓN DONDE ABANDONAR BEBÉS?

DILEMAS ÉTICOS – Soraya Hernández – Revista Valors – https://valors.org

Una ONG belga, con el permiso de las autoridades, ha instaurado en las calles de Bruselas buzones donde las madres pueden abandonar bebés acabados de nacer. Una iniciativa muy polémica.

El embarazo, el parto y ver por primera vez el bebé son momentos muy especiales para las mujeres que quieren ser madres. Pero no para todas las mujeres que tienen un hijo o una hija estas cosas representan aquello que nuestro imaginario cultural describe. Para muchas mujeres la experiencia vital que las ha llevado hasta el embarazo puede ser cruel, para otras tener que mantener una criatura no es una realidad posible y, finalmente, para algunas las circunstancias personales les marcan un camino sin muchas opciones. Sea como fuere, una mujer que decide dar su hijo o hija en adopción no tendría que ser juzgada.

Y es por esta razón, para poder facilitar el anonimato, y, sobre todo, para garantizar un espacio seguro para el bebé, que en Bélgica una asociación ha preparado un buzón para que las madres o cualquier familiar pueda abandonar la criatura sin tener que dar explicaciones. Una iniciativa que, según la misma entidad explica, da respuesta a una necesidad de la población, facilita que los niños tengan una posibilidad de supervivencia y reduce la posibilidad de que sean abandonados en la calle.

Esta propuesta no podría ser puesta en marcha en nuestro país, ya que aquí el anonimato en un proceso de renuncia y futura acogida y/o adopción no es posible: el derecho del niño o niña a conocer quiénes son sus progenitores, cuál es su origen, está protegido. En cambio, el buzón creado por la ONG Corvia sigue el modelo alemán: facilita la confidencialidad máxima de la persona que deja el bebé. El anonimato se mantiene durante todo el proceso y, por lo tanto, el niño o niña nunca sabrá quiénes son sus padres, cuáles han sido sus orígenes. Ahora bien, también hay la posibilidad de cambiar de idea. Durante 24 horas es posible recuperar el niño, incluso pasado un tiempo y, incluso, cuando el bebé ya ha sido entregado a una familia.

Esta propuesta se ha puesto en marcha con el visto bueno judicial, pero a la vez es un proyecto que escandaliza una sociedad belga todavía conservadora donde los derechos de las mujeres no parecen prioritarios. Los sectores más progresistas defienden el parto anónimo y la renuncia acompañada y no poner buzones en las calles, hecho que no permite conocer los factores que llevan a una renuncia. La pregunta que se hacen es clara: ¿Es ético este procedimiento? ¿Se tienen en cuenta los derechos de los niños? ¿Cómo asegurar que la persona que deja el bebé es la madre y que ha recibido todos los apoyos necesarios durante la toma de decisiones? ¿Esta iniciativa es útil o se trata de una solución de beneficencia que esconde otros problemas que habría que solucionar previamente? ¿Con una iniciativa así se está protegiendo a las mujeres o se aumenta su vulnerabilidad?

Ante esta iniciativa, podríamos estar de acuerdo con el hecho de que a pesar de no tener un parto anónimo ni un protocolo cuidadoso con las necesidades de las mujeres, este tipo de buzón puede ayudarlas en un proceso difícil y garantizar el bienestar y la protección del bebé. Pero también podemos defender que quizás las mujeres no han tenido suficiente información o acceso a recursos existentes y que han tomado la decisión sin todos los elementos a tener en cuenta. Además, estos niños y niñas no tienen garantizado el derecho básico a la información sobre sus orígenes ni a un acompañamiento en la acogida o adopción que incluya miembros de la familia extensa o del entorno próximo.

En resumen, un golpe más, hace falta una profunda reflexión sobre como la sociedad entiende la maternidad, que se pide a las mujeres en relación con la misma y qué se tendría que hacer para garantizar el bienestar de las madres y de los niños en momentos extremadamente delicados de la vida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.